Carbono 14

Curación de contenido: Qué es y que aporta a tu estrategia de marketing

Hoy en día, estar a la vanguardia de la información que circula en internet es esencial para cualquier empresa que desee tener relevancia en el mercado. La curación de contenidos, además de apoyar el área de marketing, también cumple la función de eliminar el “ruido” informativo que hay en la web. Dicha información está presente en internet y es accedida por los usuarios a través de redes sociales, sitios web/blogs.

Sin embargo, para alcanzar los objetivos que se quieren mediante la distribución de contenido, es necesario saber cómo hacer una curación de contenidos. Esto se debe a que saber qué tipo de contenido es realmente relevante – tanto para tu empresa como para tu público objetivo – es fundamental.

El proceso de curaduría de contenidos involucra varias etapas, pero de manera general son segmentación y filtración de contenido (más adelante indagaremos un poco más acerca del tema). Después de ese proceso, el material es enviado/colocado a disposición del público objetivo. ¿Cómo? Por medio del compartimiento en canales de comunicación de marca – como redes sociales, sitio web e email – ya mencionados anteriormente. Sin embargo, para tener éxito en la curación de contenidos, es importante entender cómo implementar esta estrategia.

¿Cómo hacer una curación de contenidos?

Ten en cuenta que cada segundo, la información en internet es actualizada o nueva es agregada. Ese contenido, que puede estar en formato de video, texto, imagen, entre otros, llega al público a través de diferentes canales. Pero, ¿cómo garantizar que tu material se destacará entre los demás, y con eso, ganarás la atención de tu público objetivo?

Es en este momento que la curación de contenido se vuelve esencial. Además de segmentar y seleccionar aquellos contenidos que serán transmitidos, esta herramienta también permite contextualizar al receptor sobre la importancia de aquella información.

Para saber como hacer correctamente una curación de contenido, existen algunos pasos que deben ser seguidos:

1. Definición de objetivos

La recolección de información, bien sea por conocimiento propio o por consultas en la web, debe responder a los objetivos corporativos de la empresa. También, debe ir alineado con los intereses de la audiencia, por lo que es fundamental entender con precisión la necesidades de esta.

2. Investigación

El siguiente paso de buena curaduría de contenido, que resultará en un material relevante para tu público, es hacer una investigación completa. Esta acción consiste en hacer seguimiento a noticias, artículos, infografías, videos, tutoriales y otro tipo de fuentes de información, identificando las mejores, las más confiables, y aquellas que sean valiosas para la audiencia y estén alineadas con la estrategia corporativa de tu empresa.

Anteriormente, este proceso era tedioso y completamente manual, pero hoy en día ya existen herramientas y plataformas online que apoyan este trabajo (las citaremos más adelante).

3. Validación

La cantidad de información recopilada en el paso anterior es elevada. Por eso, una vez hayas recopilado la información necesaria, debes verificar la relevancia de esta información (filtrar). Es importante que este tenga un sentido definido. Es decir, que esté contextualizado dentro de la realidad y los asuntos importantes del momento. Aunque puede parecer sencillo, es una tarea que bien hecha, puede demandar una gran cantidad de tiempo.

4. Publicación

Aquí, es recomendable – de ser necesario – adaptar las publicaciones al idioma o léxico de los usuarios, hacer ajustes al formato de publicación, tener en cuenta el tiempo de lectura del post, entre otros aspectos. Aunque no lo creas, estos detalles pueden determinar el éxito o fracaso de la publicación.

Después, selecciona los canales de distribución más adecuados para ese contenido. Las redes sociales son medios muy eficientes en este proceso. Algunas de las más relevantes son: Facebook, Twitter, Linkedin, entre otros.

Tip: ¡Presta mucha atención a los feedbacks de tu público en las redes sociales! Este es un “termómetro” excelente para que tu empresa tenga noción de la calidad del material que está siendo publicado.

5. Medición y optimización

¿Recuerdas lo que dijimos acerca de los feedbacks? ¡Es hora de que lo lleves a la práctica! Presta mucha atención a los comentarios que hacen en redes sociales para encontrar diversas maneras de medir los resultados de tu contenido y generar estrategias para su optimización.

Ventajas de hacer una curación de contenidos

Dentro de las ventajas que tiene hacer curación de contenidos se encuentran:

  • Mejor posicionamiento Web: Al tratarse de un contenido relevante, aumenta la posibilidad de ser compartido por los usuarios, y por lo tanto, aumenta el ranking en Google.
  • Branding: Si los usuarios perciben valor en el contenido que compartes, es muy probable que recurran nuevamente a ti en búsqueda de más información. De esa manera, puedes convertirte en un referente sobre uno o varios temas específicos.
  • Networking: Encontrar personas en la web interesadas en los mismos temas que tú, es un factor que puedes aprovechar a tu favor para aumentar tu red de contactos y crear alianzas que agreguen valor a tu estrategia de marketing.

¡Errores que no debes cometer!

En la curación de contenidos, hay una serie de errores que debes evitar a toda costa:

  • No definir objetivos claros desde el principio: ¿Quieres educar a tu público? ¿Atraer a un nuevo nicho de mercado? ¿Aumentar tu reputación online? Responder a estas preguntas antes de comenzar a hacer una curación de contenidos es fundamental para que tu estrategia de los resultados que esperas.
  • Incluir contenido irrelevante: ¿Tu contenido realmente tiene valor para tu público objetivo? Presta especial atención a que el contenido que estés compartiendo sea realmente enriquecedor para tu audiencia, y no te desvíes del tema central.
  • Recurrir siempre a las mismas fuentes: Muchas veces las personas caen en este error, por la pereza de ir un poco más allá e investigar de otras fuentes. Si lo cometes, puedes parecer que estuvieras haciendo marketing promocional de los sitios que frecuentas. ¡Diversifica las fuentes de búsqueda! Por ejemplo, puedes encontrar información relevante en redes sociales, y a partir de ahí llegar hasta sitios web o blogs que tal vez ni sabias que existian.
  • No tener fuentes de calidad: Además de perjudicar tu posicionamiento en Google, no tener fuentes de información de calidad influirá negativamente en el resultado final de tu contenido. Procura optar por fuentes originales, creíbles y actualizadas.
  • No referenciar la información que no es tuya: ¡Evita este tipo de problemas a toda costa! Si vas a escribir algo textual, sigue al pie de la letra los estándares de redacción y autoría establecidos (por ejemplo, las normas APA).

Principales herramientas de curación de contenidos

Es fundamental entender que el trabajo de un curador de contenidos consiste en investigar. Siendo así, este debe saber cómo y dónde hacer esta consulta. Hoy en día, existen varias herramientas que ayudan en la optimización de este trabajo – y que anteriormente, era extremadamente manual.

Sin embargo, para que funcione, es necesario que el curador conozca las plataformas que lo ayudarán en la búsqueda de links, artículos e información en internet. A continuación, citamos algunas de ellas:

Redes sociales

Es necesario entender que las redes sociales de tu empresa deben ser utilizadas para filtrar y seleccionar los contenidos considerados como relevantes para tu marketing. Facebook, Twitter, Instagram y Linkedin son esenciales en este proceso.

Para saber como hacer curaduría de contenido en las redes, sigue las publicaciones y páginas de tus referencias de mercado. También, sigue y acompaña los perfiles de tu competencia.

P.S.: ¡No todas las marcas están presentes en Twitter! Sin embargo, inclusive así, puedes utilizar esta herramientas para averiguar cuáles son los principales asuntos que están siendo tendencia en la actualidad.

Las redes sociales no son la única herramienta que debe ser utilizada para hacer curaduría de contenido. Existen otras plataformas más automatizadas que también merecen ser consideradas por el equipo de marketing.

BuzzSumo

BuzzSumo es una herramienta que debe ser utilizada para curación de contenido. Este sitio web ayuda en el análisis y filtración de contenido relevante por medio de una consulta por temas.

Para entender la importancia de BuzzSumo en la curaduría de contenido, vale la pena mencionar que esta es una de las herramientas más utilizadas por IBM y Yahoo. Productores de contenido también utilizan esta herramienta para la producción. Buzzfeed, National Geographic, TED y Rolling Stone, son algunas de las marcas conocidas que utilizan esta herramienta.

¿Cómo funciona? BuzzSumo selecciona los resultados de cada keyword buscada por medio de número de compartimientos y backlinks de cada artículo y noticia. Estos factores miden y calculan el impacto de cada tema en internet.

Un punto a favor de BuzzSumo es que su funcionalidad es muy intuitiva. Sin embargo, su versión gratuita apenas muestra los primeros resultados y no arroja muchos datos de compartimiento de cada uno de ellos. Con la versión paga, es posible contar con servicios adicionales. Por ejemplo, la comparación de links y la selección de aquellos temas que tienen una tendencia de búsquedas al alza. Además, la herramienta permite conocer las principales fuentes de opinión en las redes sociales para cada asunto específico.

P.S.: En caso de que optes por utilizar sólo la versión gratuita de BuzzSumo, existe otra herramienta con la que puedes complementarla: Social Mention

Pocket

Diferente a BuzzSumo, el objetivo de Pocket es guardar los artículos que encuentras en internet. Este funciona en computadores, smartphone y tablets – en estos últimos dos, la herramienta se encuentra en formado de aplicativo.  Esta es una herramienta fácil de usar y una manera de tener una lista de contenidos actualizada.

¿Ya sabes cómo hacer curaduría de contenido?

Existen otras herramientas en internet que te pueden ayudar en la organización y búsqueda de contenido. Evernote, por ejemplo, es una herramienta que te puede ayudar a la hora de hacer check-list de las acciones y consultas que ya fueron hechas. También, puedes usar Feedly como apoyo, ya que esta muestra en primera mano el material publicado en los canales en los que “consumes” contenido.

Lo importante es saber que: hacer curaduría de contenido es una tarea constante. Al final, siempre existirá nueva información relevante sobre temas que puedan interesarle a tu marca. Por eso, dale a la curaduría de contenido la importancia que esta se merece. Así, pasarás a tener una empresa con material más relevante, un público más enganchado – y en consecuencia, clientes más cercanos e identificados con tu marca.

Encuéntranos:

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.