Carbono 14

¿Por qué las tipografías se suelen crear en blanco y negro en vez de en color?

Si el mundo es en color, si Hollywood ya no produce películas en blanco y negro desde hace décadas, ¿por qué los diseñadores de tipografías piensan siempre en blanco y negro? Hace unos años los miembros del estudio holandés Novo Typo se hicieron esta pregunta y, en la actualidad, desarrollan tipografías en las que el protagonista es el color.

Según estos profesionales, que los diseñadores gráficos lleven siglos pensando en blanco y negro responde únicamente a una tradición que se remonta a los inicios de la impresión. Una época en la que las limitaciones lógicas derivadas de esa nueva técnica no permitía demasiadas virguerías, al menos en lo que se refiere a las tintas.

Lo que en un primer momento no era más que una limitación puntual se acabó convirtiendo en un estándar. Algunos argumentarán que el negro sobre blanco es la combinación que mejor facilita la lectura, sin embargo, un azul oscuro, un granate, un marrón o un verde oscuro sobre una superficie clara son soluciones igual de efectivas; tienen el mismo coste pero son menos frecuentes.

 
«Los tipógrafos de hoy están viviendo en la Edad de Oro del diseño. El softwarepara maquetar un libro o diseñar un tipo de letra nunca ha sido tan sencillo ni ha estado tan al alcance de casi todos. Además, las modernas técnicas de impresión y los programas informáticos nos permiten experimentar con una amplia gama de posibilidades tanto en papel, como en la pantalla de una computadora, en un modelo bidimensional o con un prototipo tridimensional… Luego, los resultados de estos experimentos pueden compartirse a través de todo tipo de redes sociales con cualquier persona de cualquier parte del mundo», explica Mark van Wageningen, de Novo Typo.

Este estudio de Ámsterdam acostumbra a dedicar parte de los ingresos generados por los trabajos que realizan para sus clientes a desarrollar experimentos creativos como, por ejemplo, fuentes tipográficas que apuestan por llenar los titulares, las entradillas y los textos de color, mucho color.

«Las técnicas de impresión contemporáneas y las nuevas herramientas de navegación permiten agregar color a la tipografía». Wageningen explica que, aunque este renovado interés por el color dentro de la tipografía coincidió con la aparición de los emojis en dispositivos móviles, lo cierto es que no es algo que surgiera precisamente en este siglo.

«El color en la tipografía se ha utilizado tradicionalmente como decoración o para resaltar determinados rasgos del texto. Ejemplo del uso decorativo es el empleo del color en el contorno de las letras, en la línea o en la sombra de los caracteres, como hacían los especímenes de tipos de madera publicados por William H. Page y Co.en 1874».

El otro uso del color sería aquel que tiene una finalidad dentro del texto, como sucedía con la Biblia de 42 líneas de Gutenberg, que utilizaba los colores para diferenciar las iniciales y los párrafos. Partiendo de esta idea y llevándola al extremo, los responsables de Novo Typo defienden que el color se convierta en la nueva cursiva, la nueva bold o cualquier otro rasgo que marque la jerarquía, sea en una página impresa o en un sitio web.

«Hoy en día entendemos como algo normal el uso combinado de una tipografía redonda y una cursiva en un tipo de letra, pero históricamente no era así. Hubo que esperar a que el impresor y editor italiano Aldus Manutius y Francesco Griffo inventaran el tipo inclinado hacia 1500. A partir de entonces los diseñadores de tipos comenzaron a copiar este diseño inclinado, conocido como Italic debido a su lugar de origen. En un futuro cercano, estamos convencidos de que ocurrirá lo mismo con los tipos cromáticos», explica van Wageningen.

Sin ir más lejos, Novo Typo ha diseñado Bixa, una tipografía que permite al usuario elegir las diferentes formas que conforman la letra y, una vez formada, asignarles a cada una de ellas el color que prefiera. Una propuesta que en ningún momento sacrifica la legibilidad pues, como señalan, «cada carácter es legible, si no, no es un carácter».

«El color nos llevará a un nuevo Renacimiento en la tipografía. Es cierto que tomará algún tiempo porque será necesario que tanto diseñadores como lectores se acostumbren a ello. Sin embargo, estamos convencidos de que, dentro de poco, los diseñadores de tipografías incluirán una versión cromática de sus tipos de letra cuando diseñen una familia completa de fuentes, la cual se sumará a la cursiva y a la negrita. Si habitualmente se utilizan las cursivas o negritas para enfatizar una palabra dentro de una oración, ¿no sería mucho más interesante si el diseñador pudiera usar la versión cromática de ese tipo de letra?».

Una de las principales dificultades para que ese futuro se haga realidad es que, al menos por ahora, las tipografías de Novo Typo no están incorporadas a los navegadores, ni a los programas de diseño habituales, ni a los procesadores de texto. Esa será la verdadera prueba de fuego que deberán superar estas fuentes para cuajar entre los diseñadores y lectores, aunque desde Novo Typo tienen su propia visión al respecto.

«No podemos esperar a que los navegadores o los programas de Adobe adopten este tipo de tipografías. Son los diseñadores de letras quienes deben dejar de pensar en blanco y negro y tomar la iniciativa. Son ellos los que deben diseñar tipos de letra cromáticos que puedan usarse en tamaños más pequeños y con fines editoriales. Una vez hecho eso, los ingenieros técnicos les seguirán et voilà: el tipo cromático será la nueva cursiva y la nueva negrita».

Encuéntranos:

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.